Servidores NAS

Servidores NAS

ELECCION DE DISCOS SSD PARA SERVIDORES NAS

Muchos clientes nos preguntan sobre la compatibilidad de los discos duros, ¿Se puede instalar cualquier disco en un Servidor NAS? La respuesta es si, la verdad es que se puede utilizar un disco duro estándar en un servidor NAS, pero no es aconsejable, ni por consumo, ni por el riesgo, en general, no lo haríamos bajo ningún concepto.

Los Servidores NAS, tienen unas características y especificaciones, que hacen que necesitemos un disco duro específico, para su uso en equipos de almacenamiento en red. Un disco duro adecuado para un Servidor NAS, debe de tener los siguientes requisitos:

Ser capaz de funcionar 24h al día, los 7 días de la semana.
Estar certificado para muchísimas horas de uso.
Estar preparados para trabajar con otros discos duros en Raid.
Ha de ser silencioso.
No generar vibraciones.
Generar el mínimo de calor posible.
Poco consumo energético.
Todas éstas, son las características principales que ha de tener un disco duro, para poder trabajar con un Servidor NAS QNAP o un Servidor NAS Synology, ya que éstos equipos, son muy exigentes con sus dispositivos de almacenamiento.

Podemos optar por comprar un disco mecánico o un disco SSD para nuestro NAS. En función del uso que vayamos a darle al NAS y de la potencia que tenga elegiremos un tipo de disco u otro. No tiene mucho sentido colocarle almacenamiento SSD ultrarápido a un NAS de gama baja con un procesador ARM de poca potencia porque no va a aprovechar esa velocidad.

Los discos duros Desktop o Standard, pueden ser rápidos, incluso pueden tener unas características técnicas, que sobre el papel, mejoren las prestaciones y el precio de los discos duros Edición NAS. A la hora de configurar un sistema de almacenamiento en red para la empresa, a parte del presupuesto inicial, tenemos que tener en cuenta el presupuesto a largo plazo.

Si por el contrario nuestro NAS tiene una cierta potencia y además queremos aprovecharla, el uso de discos SSD está más que justificado. Podemos colocarle discos SSD bien para el almacenamiento de datos y el alojamiento del sistema operativo o bien optar por la aceleración caché.

Los discos duros Edición NAS, consumen menos energía, generan menos vibraciones, y por lo tanto, menos ruido, además de todo ésto, disponen de un sistema de recuperación de errores inteligente, algo muy importante a la hora de trabajar en sistemas de almacenamiento con RAID.

Con discos duros Edición NAS estaremos seguros de cumplir con las necesidades de nuestro Servidor NAS QNAP o Servidor NAS Synology , perfectamente y además, tendremos nuestros datos más seguros a largo plazo, ya que están certificados para cientos de miles de horas de trabajo.

En los NAS más potentes con procesador Intel, el utilizar discos o memorias SSD va a ser de gran ayuda porque vamos a notar el equipo más fluido. Al igual que en los ordenadores, este almacenamiento de estado sólido acelera mucho todos los procesos de lectura/escritura.

Si haces un uso básico del NAS, como por ejemplo descargar películas para luego verlas en la televisión o copias de seguridad, los discos SSD no te van a aportar un rendimiento extra. Estos no son recursos que exijan operaciones de lectura y escritura muy elevadas. Como es lógico siempre vas a notar que todo va un poco mejor. En este caso no está muy justificado el desembolso económico de este tipo de discos para el aporte extra de rendimiento que obtenemos.

Si por el contrario utilizas aplicaciones muy exigentes en recursos que requieren un acceso rápido a los datos, en este caso los discos SSD sí que te van a aportar ese extra que necesitas. Aquí sí que te recomiendo que compres uno o varios discos SSD para mejorar el rendimiento del NAS porque lo vas a notar.

Como es lógico deberemos buscar el equilibrio entre los discos de estado sólido y los mecánicos. Valoraremos las necesidades de almacenamiento, la velocidad de acceso y el precio de los discos para elegir la proporción de un tipo de disco u otro.

Dentro de todas las marcas y modelos brilla con luz propia los Samsung 960 EVO NVMe M.2 de 250 y 500GB con velocidades secuenciales de lectura/escritura de 3.200/1.900 MB/s y velocidades aleatorias de lectura/escritura de hasta 380/360K IOPS.

Aunque la auténtica reina del baile es el Samsung 960 PRO NVMe M.2 que con tecnología V-NAND alcanza la increíble cifra de 3.500 MB/s en lectura y 2.100 MB/ en escritura.

Es cierto que al estar centrados en una tarea en cuestión no es necesario que integre el hardware más potente del mercado, pero sí con un procesador lo suficientemente potente como para rendir sin problemas y una memoria RAM que aporte velocidad.

Lo normal es que los NAS vengan sin disco duro, y eso tiene sus ventajas e inconvenientes. Para empezar implica un desembolso mayor, ya que tendrás que comprarlos por separado, pero lo bueno es que podrás elegir los que necesites. Aquí no solo tendremos en cuenta la capacidad, sino también el tipo, la velocidad de lectura y escritura y el desempeño.

Aunque tradicionalmente se han usado HDD de 3,5 pulgadas, ya existen unidades de almacenamiento SSD para NAS, aptos para aquellos modelos más avanzados que cuenten con ranuras para usar discos SSD o M.2. En caso de requerir un alto desempeño, por sus características son la mejor opción (y la más cara).

RAID a grandes rasgos

Grosso modo, los Raid (Redundant Array of Independent Disks o Matriz redundante de discos independientes) son algo así como configurar una unidad de almacenamiento formada por varios discos duros, enlazando los datos en varias unidades, lo que permite lograr un mejor desempeño.

Existen diferentes tipos de configuraciones RAID que difieren en seguridad y rendimiento, estas son las más populares y sus principales características:

Raid 0. Recomendable para quien busca velocidad de escritura y lectura. Requiere de al menos dos discos que pueden ser de diferentes capacidades, aunque la matriz tomará como referencia el de menor capacidad. La información se escribe de forma alterna en cada uno de los discos que forman la matriz. Lo malo de esta configuración es que los datos no se duplican, por lo que en caso de fallo, podrías perder los datos.

En RAID 1 prima la redundancia de datos. Se necesitan al menos dos unidades y los datos se almacenan por igual en cada uno de los discos duros, de modo que en caso de fallo siempre hay otra copia. Como los datos han de estar siempre por duplicado, el tamaño de la matriz es el mismo que el disco duro de menor capacidad. Otra ventaja de esta disposición es que cada disco puede transmitir la información de forma simultánea, por lo que mejora la velocidad de lectura y escritura.

Para RAID 5 necesitas al menos 3 discos duros. Con un funcionamiento más complejo que recuerda a un mix de los dos anteriores, de manera simplificada los datos se distribuyen entre todos los discos que tengas en la matriz salvo en uno, que actúa como copia de seguridad. En los discos la información se distribuye en bloques para mejorar la velocidad. Como pegas, la necesidad de más unidades y que en caso de fallo dos discos, si uno es el de backup, puedes perder la información

RAID 6 es una variante del RAID 5 con la diferencia de que los datos se duplican en dos unidades.

RAID 0+1 o RAID 01 requieren de al menos cuatro discos duros, con los que crear al menos dos matrices RAID 0 con cada uno de los pares de discos. Entonces, luego compones una matriz de RAID 1 utilizando las dos matrices de RAID 0, por lo que tienes la velocidad de las 0 pero con los datos duplicados.

RAID 1+0 o RAID 10: Es la inversa a la anterior. Tienes que crear dos matrices RAID 1, y combinarlas para crear entre las dos una matriz RAID 0. También requiere de un mínimo de 4 discos duros.

RAID 5+0 o RAID 50: Vas a necesitar al menos nueve discos duros, con los que crearás un mínimo de tres matrices RAID 5. Estas matrices, a su vez, se conectarán entre ellas formando una RAID 0.

Escribanos para saber disponibilidad y adquirir discos para su servidor NAS:

Contactar

Cuéntanos que piensasEscriba un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver Arriba
Close Zoom
Esta opción está deshabilitadas.